Inicio Biodiversidad El Águila Arpía, insignia de la fauna colombiana, se reproduce en cautiverio

El Águila Arpía, insignia de la fauna colombiana, se reproduce en cautiverio

3448
Compartir
Un ejemplar macho del Águila Arpía fue trasladado en un avión Caza 245 de la Fuerza Aérea Colombiana hasta el Bioparque La Reserva de Cota, Cundinamarca.

Un ejemplar macho del Águila Arpía fue trasladado en un avión Caza 245 de la Fuerza
Aérea Colombiana hasta el Bioparque La Reserva de Cota, Cundinamarca, en donde había
una hembra de la misma especie.

El objetivo del encuentro entre ambos es lograr su reproducción en cautiverio para poder
conservar la especie, considerada la rapaz más poderosa que existe.

“La Corporación está muy complacida de que hayamos logrado esta primera etapa y
esperamos un período de observación, de adaptación, para que haya una reproducción en
cautiverio con fines de conservación. El ave fue revisada, evaluada en sus condiciones
físicas y hemos coordinado muy bien todos los detalles con la Fuerza Aérea, de tal manera
que no se presentaran factores de estrés para el águila”, afirmó Rubén Darío Materón
Muñoz, Director General de la CVC.

En Colombia quedan únicamente cuatro ejemplares de la especie, lo que muestra la gran
importancia que tiene el traslado. Durante este, se tuvo el acompañamiento de biólogos,
veterinarios y especialistas en fauna silvestre de la CVC, CAR, Fuerza Aérea Colombiana y
el Bioparque La Reserva, haciendo de este uno de los proyectos más ambiciosos que se
haya hecho en Colombia en materia de reproducción de rapaces.

“Logramos este acuerdo institucional, que se llama Ambiente con Altura, este convenio,
que hoy nos permite llevar el águila arpía para el Bioparque donde esperamos se
reproduzca y podamos repoblar nuestros bosques y nuestras selvas colombianas con el
ave insignia de la Fuerza Aérea Colombiana”, comentó Andrés Guzmán, comandante del
Comando Aéreo de Combate Número 7 de la Fuerza Aérea de Colombia.

“Estamos apostándole a que si el macho se adapta con tranquilidad y muchísima paciencia podríamos tener un resultado con huevos y obviamente buscar los primeros pichones nacidos en cautiverio en Colombia”, puntualizó Iván Lozano Ortega, director del Bioparque La Reserva.

Esta especie es simbolo de las selvas húmedas tropicales y ha venido desapareciendo de
Colombia por diferentes motivos.

La especie tiene gran valor ecológico, biológico y político, por lo que se promueve y acepta su reproducción en cautiverio para poder preservarla. Su hábitat natural está hacia la costa pacífica, en países como Colombia, Ecuador, Perú y Panamá.