Inicio Sin categoría Busquemos crecer de manera sostenible con nuestro entorno

Busquemos crecer de manera sostenible con nuestro entorno

219
Compartir

Por: Juliana Correal Rodriguez – Gerente de Sostenibilidad Alpina

Hoy en día la competitividad de las empresas está relacionada más que con su eficiencia con su ecoeficiencia en la operación, entendiendo la primera como sólo la optimización de la materia prima y de los tiempos de producción y la segunda como la visión que revisa integralmente los consumos de recursos naturales, humanos y económicos.  

El cuidado y aprovechamiento de todos los recursos debe ser esencial para las compañías como forma de crecer de manera rentable y sostenible con su entorno.

Nuestra prioridad es fomentar un sistema económico más verde, circular, con generación de menos residuos y mayores índices de reutilización y reciclaje, el sistema económico lineal que se aplicó durante años y que a la fecha aún se lleva a cabo en cierta medida, ya alcanzó su límite dado que, cada vez existe más presión y competencia por el uso recursos naturales.

Las visiones de sostenibilidad en esta época requieren de un abordaje desde la triple cuenta, en donde la gestión de lo económico, lo social y lo ambiental debe ser siempre armónico e integral.

Así pues, si bien es cierto que la ayuda social hacia la comunidad sigue siendo de vital importancia, en especial en un país como el nuestro dónde, el desarrollo del campo es primordial, no se puede dejar de lado que debemos operar en armonía con el medioambiente y con ecología.

Ahora las empresas deben buscar generar acciones de responsabilidad social con proyectos que agreguen valor.

Por ejemplo, la generación de energía con fuentes alternativas como Biogás: claro que es un proyecto verde, pero además es rentable y sostenible en el tiempo porque trae beneficios económicos para las compañías.

Es muy importante buscar proyectos que sean rentables y escalables y que perduren en el tiempo. De aquí nace la constante búsqueda de acciones responsables que se puedan implementar y que contribuyan al cumplimiento de metas como podrían ser los Objetivos de Desarrollo Sostenible con los cuales el gobierno colombiano se comprometió.

En los negocios que están basados en la actividad agropecuaria, todos los insumos provienen del medio ambiente.

Razón por la cual se debe trabajar para tener una relación armónica, o de mutuo beneficio; donde las operaciones no impacten el entorno, pues como empresa es nuestra responsabilidad proteger los recursos de las futuras generaciones.

En este sentido, es de vital importancia trabajar en conjunto, empresas, gobierno y comunidad para usar los recursos naturales de la manera más eficaz, pensando siempre en modelos que privilegien las tres Rs: reducir, reutilizar y reciclar en   importantes ejes como: Energía y Cambio Climático, Agua, y Residuos.

Disminuir los gastos de agua y energía es una forma de contribuir al crecimiento verde del país, pero a la vez al ser responsables y ecoeficientes en nuestra operación, estamos generando también un mayor ahorro en nuestra producción.

Por otro lado, en Colombia afortunadamente tenemos lo necesario para generar energía a partir de las Fuentes no Convencionales de Energía Renovable porque los recursos disponibles a nivel nacional para ello son óptimos.

Aunque si bien las fuentes alternativas de energía como el Biogás son un poco costosas, en el largo plazo traerán eficiencias importantes para las empresas pues aportarán considerablemente a la reducción de costos por el consumo de energía y quitarán la presión sobre la competencia por el recurso.

Por otro lado, es también importante generar planes de acción para reducir la huella de carbono en las operaciones industriales, y por lo tanto mitigar el cambio climático.

Lo anterior se consigue mediante estrategias que permitan implementar acciones para reducir este índice como la renovación de las flotas de transporte, la eficiencia energética, entre otros.

Por lo anterior, migrar de una economía lineal hacia una economía circular es una prioridad y debe convertirse en una realidad en el corto plazo, pues ya tenemos múltiples ejemplos que demuestran que este modelo garantiza y contribuye a mantener la utilidad y el valor de los productos al mismo tiempo que contribuye a la conservación del medioambiente y a garantizar el futuro de los más pequeños.

Tal es el caso del Programa de Cierre de Ciclo de vida de Cartón y Papel de Alpina, que nació en 2016, cuando los operarios en la planta identificaron oportunidades en el manejo de cartón residual.

Este proyecto permite reciclar y reutilizar el 100% del cartón y papel usado en sus sedes industriales y operativas. Una vez transformados, se reincorporan estos residuos a la cadena y les dan un segundo uso.

Sabemos que el camino a la Sostenibilidad es largo, requiere del trabajo en equipo con las comunidades y el gobierno para enfrentar los desafíos que se presentan cada día, sin embargo, es importante que desde nuestro quehacer diario continuemos en la búsqueda de mejores formas de aprovechar todos los residuos y busquemos la forma en que estos puedan convertirse en nuestra misma materia prima.

En nosotros está el futuro de las generaciones y en nuestras manos el país que queremos darles.