Inicio Innovación El cambio climático aumentará el precio de los vuelos

El cambio climático aumentará el precio de los vuelos

877
Compartir
El cambio climático hará que los vuelos sean más caros.

De acuerdo con nuevas investigaciones, el crecimiento en la temperatura global causada por el cambio climático aumentará el riesgo de turbulencias, generará más suspensiones, horarios impredecibles y un crecimiento en el precio de los tiquetes aéreos.

“En un mundo donde nos ocupamos de los problemas a corto plazo, la tasa extremadamente lenta a la que se da el cambio climático no entra en sus previsiones de planeación de flotilla”, dijo Robert Mann, presidente de la empresa de análisis de la industria aérea R. W. Mann & Company, en declaraciones al New York Times.

Aunque hay muchas variables a considerar (el clima local, el tamaño del avión, las condiciones de la ruta), los investigadores están empezando a analizar con cuidado el impacto del cambio climático en la industria.

La aviación es un importante emisor de dióxido de carbono, es responsable de cerca del dos por ciento de las emisiones anuales ocasionadas por hombre. Con este panorama es vital atender el desafío que plantea con anticipación.

A mediados de junio pasado, American Airlines canceló más de 40 vuelos que salían de la ciudad estadounidense de Phoenix (Arizona), debido a que la temperatura había alcanzado los 48°C y en tal estado es muy difícil lograr que un avión vuele y se mantenga estable en las alturas.

Para las próximas décadas, si la tendencia de calor se mantiene, los expertos pronostican que será necesario reducir el peso de los aviones e incluso restringir en ciertos horarios, la salida de las aeronaves más pesadas.

Aunque esta situación se daría con mayor frecuencia en los países con estaciones, los retrasos, cambios de horario e interrupciones podrían afectar a la industria en los países del trópico.

Adicionalmente, los vientos de corriente en chorro (conocidos también como Jet Stream, flujos de aire rápido y estrecho) ponen en peligro las operaciones porque los aviones deben desviarse y recargar combustible porque estas condiciones hacen que el avión requiera de mayor potencia en ciertas zonas del trayecto.

Un estudio de mayo de este año del profesor Paul Williams sobre el aumento de las turbulencias en ‘aire claro’, es decir, sin presencia de tormentas, confirma que esta tendencia se ha generado como consecuencia del cambio climático.

A nivel mundial la industria empieza a preocuparse por un tema que a futuro puede representar un incremento en los costos de las operaciones, desarrollos de nuevas tecnologías y generación de nuevos protocolos de seguridad.