Inicio Agenda ¿Por qué es importante el día mundial del agua?

¿Por qué es importante el día mundial del agua?

4209
Compartir
Los días mundiales sirven para sensibilizar, concienciar, llamar la atención y señalar que existen problemas sin resolver o temas pendientes dentro de las sociedades y de esta manera hacer que los gobiernos y las personas actúen para buscar soluciones que respondan a esas problemáticas.
Se celebra desde el 22 de Marzo de 1993, un año después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas decidiera la importancia de celebrar un día internacional dedicado al agua.

(mira aquí nuestro especial completo del Día Mundial del agua)

El Día Mundial del Agua es importante, porque es un llamado que la comunidad global hace para fomentar un mejor uso del recurso hídrico, esencial para los seres humanos y todas las formas de vida del planeta.

Se celebra desde el 22 de Marzo de 1993, un año después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas decidiera la importancia de celebrar un día internacional dedicado al agua.

Todos los años se celebra el Día Mundial del Agua enfatizando en algún tema específico sobre el agua dulce y su gestión sostenible, buscando con esto fomentar conciencia pública con acciones como mesas redondas, exposiciones, foros, conferencias o a través de la difusión y producción de documentales. Todo esto relacionado con la conservación y el desarrollo de los recursos hídricos, poniendo en práctica las recomendaciones de la Agenda 21.

Los días mundiales sirven para sensibilizar, concienciar, llamar la atención y señalar que existen problemas sin resolver o temas pendientes dentro de las sociedades y de esta manera hacer que los gobiernos y las personas actúen para buscar soluciones que respondan a esas problemáticas.

(mira aquí nuestro especial completo del Día Mundial del Agua)

¿Qué es la Agenda 21?

Este concepto se originó en 1992 en el marco de la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente que se realizó en Río de Janeiro, Brasil, y que busca apoyar iniciativas que construyan un modelo de desarrollo sostenible.

La idea es que se creen estrategias locales y que impliquen a los sectores sociales, económicos, culturales y ambientales de la sociedad, para impulsar programas de políticas sostenibles que ayuden a mejorar la calidad de vida de los habitantes.

Su fin es la sostenibilidad ambiental, la justicia social y el equilibrio económico a nivel local y mundial, a través de la participación ciudadana.

Sus objetivos son:

  • La protección de la atmósfera.
  • Planificación y ordenación de recursos de tierras.
  • Luchar contra la deforestación.
  • Luchar contra la desertificación y sequías.
  • El desarrollo sostenible de las zonas montañosas.
  • Fomentar la agricultura y el desarrollo rural sostenible.
  • Conservar la diversidad biológica.
  • Proteger los océanos, mares y zonas costeras.
  • El suministro de calidad de los recursos del agua dulce.
  • Gestionar racionalmente los productos tóxicos químicos.
  • La buena gestión de los desechos peligrosos, ya sean radioactivos o no.
  • Gestionar de manera adecuada los residuos sólidos

(mira aquí nuestro espacial completo del Día Mundial el Agua)