Inicio Agenda La crisis del agua

La crisis del agua

2384
Compartir

Más de 600 millones de personas aún no tienen acceso a agua potable.

El planeta Tierra alberga más de 7.000 millones de seres humanos y está enfrentando una crisis de agua que en el comienzo de este siglo está empeorando y no cambiará a menos de que se tomen medidas drásticas.

(mira nuestro especial completo del día del agua aquí)

Esta situación tiene un gran impacto en el diario vivir de las personas, sobretodo de aquellas que tienen menos recursos económicos, ya que son estas las que sufren más enfermedades relacionadas con el recurso hídrico.

El agua en cifras:

El informe del Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo (PCM) de las Naciones Unidas, brinda algunos datos interesantes sobre el acceso al agua potable de la población mundial y sus repercusiones.

  • 663 millones es el total de personas sin acceso a agua potable mejorada en todo el mundo
  • 2600 millones de personas han logrado acceso a una fuente de agua potable desde 1990
  • Ocho de cada 10 personas aún sin acceso a fuentes de agua potable mejorada viven en zonas rurales.
  • El 50% de la población en Asia occidental y el 41% en África septentrional han logrado acceso a saneamiento
  • Las deficiencias en el agua, el saneamiento y la higiene contribuyen en gran medida a las enfermedades tropicales desatendidas como la esquistosomiasis, el tracoma y las helmintiasis, que afectan a más de 1500 millones de personas cada año

Medioambiente y pobreza

Esta crisis no solo afecta a las personas, sino que también tiene repercusiones sobre el medioambiente. Día a día se vierten en el agua toneladas de desechos, además de que se hace un uso indebido de ella sin que parezca importar las consecuencias que esto tiene y tendrá para las próximas generaciones.

A pesar de que el humano posee los conocimientos y herramientas necesarias para abordar la crisis del agua, la ausencia del conocimiento sobre la magnitud de este problema por parte de la población mundial provoca que no se lleven a cabo las medidas correctivas que se requieren.

Diariamente son arrojadas más de 2 millones de toneladas de desechos a aguas receptoras, incluyendo desechos químicos e industriales, humanos y agrícolas.

Un litro de agua contaminada es capaz de contaminar 8 litros de agua dulce, y aproximadamente se producen 1.500 km3 de aguas residuales al día, lo que produce cerca de 12.000 km3 de agua contaminada diariamente.

La crisis del agua produce pobreza. Según el Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo [The World Water Development Report (WWDR)], dar a los pobres un acceso a agua bien gestionada puede contribuir a la erradicación de la pobreza a nivel global.

Además, si es bien gestionada, se puede hacer frente al crecimiento de la escasez de agua que se está viviendo en la mayoría de países en vías de desarrollo.

Siendo el agua el elemento más abundante del planeta, solo el 2,53% de esta es dulce. Además, dos terceras partes de esta agua se encuentran estancadas en glaciares, por lo que son inaccesibles.

La principal fuente de agua es la precipitación, que es recogida por el suelo y las plantas, se evapora en la atmósfera y luego corre hasta el mar a través de ríos, lagos y humedales. Esto permite que se mantengan los bosques, tierras de pastoreo y cultivo y en general, los ecosistemas.

Debido a las mejoras en los niveles de calidad de vida y el crecimiento de la población mundial, el consumo de agua aumenta y su disponibilidad para todo tipo de usos empieza a escasear, lo que nos lleva a la actual crisis que vive el planeta. Siendo que un 50% de la población mundial está en países en desarrollo, son estas las más afectadas debido a su exposición a aguas contaminadas.

(mira aquí nuestro especial completo de el Día Mundial del Agua)