Inicio Cambio Climático Los nuevos Volvo Trucks reducen las emisiones de CO2 entre 20% y...

Los nuevos Volvo Trucks reducen las emisiones de CO2 entre 20% y 100%

204
Compartir

Volvo está innovando con camiones que pueden reducir las emisiones de CO2 entre 20 y 100 por ciento. Con un enfoque firme en nuevas tecnologías energéticamente eficientes para vehículos a gas, Volvo Trucks posibilita una considerable reducción del impacto climático de las operaciones de transporte pesado regional y de larga distancia. 

Volvo Trucks está presentando ahora camiones a gas conformes con las regulaciones Euro 6 que brindan eficiencia de combustible y desempeño a la par con los brindados por los camiones diésel, pero con un impacto climático mucho menor.

Los nuevos camiones, el Volvo FH LNG y el Volvo FM LNG, pueden funcionar con biogás, que elimina hasta el 100 por ciento de las emisiones de CO2, o con gas natural que reduce las emisiones de CO2 en 20 por ciento en comparación con el combustible diésel. Esto está relacionado con las emisiones procedentes del vehículo durante el uso, llamadas ‘del depósito a la rueda’.

En comparación con los camiones a gas disponibles actualmente en el mercado, los nuevos vehículos de Volvo Trucks usan entre 15 y 25 por ciento menos combustible. Para posibilitar que los camiones alcancen la mayor autonomía de operación posible, los mismos funcionan con gas natural licuado (GNL).

“Nuestros nuevos camiones que funcionan con gas natural licuado o biogás causan una huella climática que es mucho más pequeña que la de los camiones diésel. Además, son mucho más energéticamente eficientes que los camiones a gas disponibles hoy en el mercado. Esto hace que el gas sea más viable como reemplazo del diésel, incluso para operaciones pesadas de larga distancia”, señala Mats Franzén, gerente de Motores de Volvo Trucks.

Un operador que recorra 120.000 km al año en transportación pesada y que elija gas natural en lugar de diésel puede reducir las emisiones de CO2 entre 18 y 20 toneladas al año. Teniendo presente que tan solo el año pasado en la Unión Europea había más de 264.000 camiones pesados registrados, puede verse el gigantesco potencial que existe para una reducción considerable de las emisiones mundiales causadas por el tráfico comercial pesado.

El gas natural tiene excelente disponibilidad, tiene un precio competitivo en muchos países y la infraestructura para GNL está siendo ampliada actualmente por toda Europa de acuerdo con el conjunto de acciones de la Comisión Europea y los estados miembros para garantizar el suministro energético a largo plazo de Europa.

“Como resultado, consideramos que el GNL es una primera alternativa a largo plazo al diésel, tanto para operaciones con camiones de carácter regional como de larga distancia, donde son cruciales aspectos como eficiencia de combustible, carga útil y productividad. Con una proporción más alta de biogás, el impacto climático puede reducirse mucho más. Para operaciones de transporte en entornos urbanos, donde la autonomía no resulta tan esencial, los vehículos electrificados desempeñarán un papel más importante en el futuro. Nuestra visión es que los camiones de Volvo algún día tendrán cero emisiones, pero la forma de alcanzar esto no es mediante una solución única sino a través de varias soluciones en paralelo. El GNL es una de ellas”, dice Lars Mårtensson, director de Medio Ambiente e Innovación de Volvo Trucks.