Los pingüinos de la Antártida podrían desaparecer

2954
Compartir

El pingüino adelaida (Pygoscelis adeliae) es, junto al célebre pingüino emperador (Aptenodytes forsteri), una de las dos especies del ave no voladora nativas de la Antártida. También es uno de los tantos representantes del reino animal cuya supervivencia se ve amenazada por las consecuencias del cambio climático.

Según reveló un estudio reciente de la Universidad de Delaware, esa variedad podría llegar a perder el 60% del hábitat de su población de las alteraciones medioambientales producidas durante el siglo XXI.

El pingüino adelaida permanece en la región antártica desde hace casi 45 mil años. Su hábitat pasó por varias transformaciones, como las expansiones glaciares y las fluctuaciones del hielo marino. Sin embargo, los datos recopilados por el equipo liderado por la oceanógrafa Megan Cimino y publicados en la prestigiosa revista Scientific Reports -de Nature Publishing Groups-, muestra cómo esa gran resistencia podría llegar a su fin debido a los efectos del calentamiento global que azotan al continente antártico.