Inicio Cambio Climático ¿Cómo solucionar el problema del plástico en su empresa?

¿Cómo solucionar el problema del plástico en su empresa?

2306
Compartir
Existen medidas que se pueden tomar dentro de estas para permitir que el plástico siga siendo un material valioso y permanezca lejos de las aguas oceánicas.

Son más de ocho millones de toneladas las que entran anualmente al océano. Hace 50
años, el plástico era un lujo de los hogares modernos, pero en esta época se ha convertido en un imán de adjetivos despectivos.

El material tiene graves consecuencias ambientales, además de que genera pérdidas en su valor material a largo plazo.

El principal uso del plástico son los empaques, ya que los utilizamos a diario. A pesar de
que se ha intentado migrar a elementos desechables o de un solo uso, el reciclaje no ha
crecido lo suficiente como para mejorar el entorno, ya que en la actualidad solo se recicla
el 2% del plástico para convertirse en empaques nuevos.

Tanto gobiernos como industrias han tomado iniciativas para transformar el actual
sistema de plásticos por uno que funcione de manera circular.

Se han introducido diferentes medidas regulatorias en ciudades y países de todo el
mundo, así como en instituciones internacionales.

Francia, por ejemplo, hizo un compromiso de reciclar el 100% del plástico para el año
2025, mientras que el Reino Unido tiene un plan ambiental de 25 años con el que busca
alejarse del desecho de plástico para siempre.

Industrias como Unilever se comprometieron durante el Foro Económico Mundial a
utilizar plástico 100% reutilizable, reciclable o compostable para el 2025.

A pesar de estos esfuerzos y compromisos, es necesario que se tomen acciones dentro de
todas las empresas y negocios que permitan migrar rápidamente hacia una economía
circular de plásticos.

Existen medidas que se pueden tomar dentro de estas para permitir que el plástico siga
siendo un material valioso y permanezca lejos de las aguas oceánicas.

Lo primero es invertir en innovación al momento de entregar los productos a los clientes
que no generen desechos plásticos.

En segundo lugar, la fabricación de envases o botellas debe hacerse de manera sostenible.

El siguiente paso es definir una estrategia colaborativa para definir y dirigir un “Protocolo
Global de Plásticos.

Para finalizar, es necesario que exista un trabajo mancomunado entre industria y gobierno para poder progresar.