Inicio Energías Renovables El manejo de los residuos tecnológicos puede ser un valor agregado para...

El manejo de los residuos tecnológicos puede ser un valor agregado para las compañías

509
Compartir
A lo largo de los últimos años se han venido implementando diferentes medidas enfocadas hacia el reciclaje y la gestión de los residuos de la tecnología.

A lo largo de los últimos años se han venido implementando diferentes medidas enfocadas hacia el reciclaje y la gestión correcta de los residuos que genera la tecnología que permitan cumplir las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A través de los gobiernos locales y la misma sociedad se han venido creando diferentes normas que obligan a las compañías a cumplir con las acciones necesarias para mitigar sus impactos negativos hacia el medioambiente, además de concientizarlos de los beneficios económicos que pueden percibir gracias a las oportunidades nuevas de empleo que crean y la potencialización del rendimiento de los activos que pueden tener sobre su inversión inicial.

Los residuos tecnológicos necesitan de tratamientos especiales, ya que contienen componentes como mercurio, plomo, cadmio y otros, los cuales pueden llegar a ser nocivos para la salud, además del impacto negativo que tienen sobre el entorno.

La Ley 1672 de 2013 de Colombia insta a que las compañías que manejan aparatos tecnológicos gestionen su reciclaje y, por obligación, brinden espacios de recolección de los mismos para los consumidores.

Según un informe publicado el año pasado por la Universidad de las Naciones Unidas, solo durante el 2016 se recolectaron más de 44,7 millones de toneladas de residuos tecnológicos en todo el planeta, cifra que para el 2017 alcanzó los 46 millones de toneladas. Para este año, se espera que la cifra llegue a 49 millones.

En América Latina se produce el 9% de todos los residuos, pero anualmente está incrementando entre un 5% y 7%. Los países más productores de residuos en el continente son, por orden, Brasil, México, Argentina y Colombia, aunque este último ocupa el primer lugar en cuanto a la gestión y disposición de los residuos.

La ANDI realiza proyectos de post-consumo para el manejo y control de los residuos.

Además, la mayoría de equipos desechados que pueden repararse se destinan en su totalidad a beneficiar a la población vulnerable del país, por medio de ONG´s.

Según Abel Peña, Manager de Marketing de Equipnet, la reutilización de los equipos beneficia a las organizaciones, ya que “los servicios de reciclaje se asumen como una manera de apoyar los esfuerzos de reducción del impacto ambiental de las empresas, pero en especial, desde Equipnet, promovemos una cultura de re-uso con la promoción que hacemos al mercado de segunda mano, buscamos que las empresas le den una nueva
vida a maquinaria que en otras empresas ya cumplió su ciclo.”