Inicio Sin categoría Se clausuró la primera fase de Una Ventana Para Soñar y Juventic

Se clausuró la primera fase de Una Ventana Para Soñar y Juventic

682
Compartir

Recientmente se realizó el evento de clausura de la primera fase de dos proyectos que apoyan a la población emprendedora en el país: Una Ventana para Soñar y Juventic. Estas iniciativas decidieron contribuir a la reconstrucción del tejido social en el país valiéndose de la tecnología como su principal aliado.

Una Ventana para Soñar, iniciativa que nace de la alianza entre la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Universidad EAFIT, Reconciliación Colombia, Colnodo y la Cámara de Comercio de Bogotá, con el apoyo de Google.org, tiene como objetivo fortalecer emprendimientos de la población afectada en el marco del conflicto armado, sean víctimas, actores asociados al conflicto o personas en proceso de reintegración, a través de la formación en administración, gestión y uso creativo de tecnologías de la información y la comunicación – TIC, para mejorar sus oportunidades de generación de ingresos. 

El proyecto ha permitido a los participantes empoderarse como personas emprendedoras y empresarias, generando habilidades transversales – duras y blandas – a través de la formación teórica – práctica recibida en un diplomado diseñado e impartido por docentes de la Universidad Eafit, en el que además se hizo énfasis en el uso creativo de las nuevas TIC como una herramienta para expandir sus negocios y acceder a nuevos mercados. En esta primera versión se capacitaron un total de 76 personas, pertenecientes a 57 emprendimientos en Bogotá, Medellín y Montería.

Por su parte, Juventic, iniciativa de Colnodo con el apoyo de Google.org, fortaleció a través de un diplomado competencias avanzadas en TIC a casi 1.300 jóvenes en Colombia, en tres ciclos formativos ofrecidos en los años 2015 y 2016, especialmente jóvenes en situación de vulnerabilidad y afectados en el marco del conflicto armado.

Una Ventana para Soñar también permitió la visibilización de los 57 emprendimientos formados en el marco del proyecto, pero además de 22 emprendimientos de Juventic y 21 del Fondo de Reconciliación Colombia, gracias a las alianzas realizadas en el marco del proyecto y a la feria virtual. Se logró que 20 empresas, fundaciones y organizaciones apoyaran esta iniciativa a través de alianzas estratégicas, donación de productos, servicios y capital semilla; capacitaciones y mentorías, y vinculación de los emprendimientos a su cadena de valor, lo cual demostró que este tipo de iniciativas tienen un impacto real en la reconstrucción del tejido social en el país.

Además, Una Ventana para Soñar ha hecho posible la creación de nuevas redes de apoyo para los emprendimientos, en las que se fomentan la ayuda mutua, la economía de escala y el intercambio de conocimientos y experiencias. Lo anterior ha contribuido a ampliar oportunidades mediante nuevos contactos, nuevos aprendizajes e intercambio de información entre nuestras soñadoras y soñadores, y evidencia que la tecnología es un vehículo de integración y cooperación.

En lo que va de la feria, los visitantes han tenido la oportunidad de interactuar con estos 100 emprendimientos que ofrecen diferentes productos y servicios. También han podido acceder a charlas de expertos en temas como felicidad, motivación y emprendimiento, modelos de negocio, liderazgo, ecosistema digital, negocios verdes, entre otros.

Según manifiesta Miguel Suárez, Coordinador de Alianzas Estratégicas de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) “el balance de la feria virtual es positivo. Hasta el momento la plataforma ha recibido 2000 visitas. Era un reto muy interesante, pues teníamos un total de 100 emprendimientos que nunca habían participado en una feria de este tipo, y un público que en general no está acostumbrado a visitar estos escenarios virtuales para conocer estas iniciativas. Era una apuesta innovadora que superó nuestras expectativas. La idea es que estos 100 emprendimientos continúen impulsando sus negocios, poniendo en práctica lo aprendido en el marco de este proyecto, y haciendo uso creativo de lo que les ofrecen plataformas y otros recursos digitales, y que la empresa privada pueda seguir apoyándolos a través, por ejemplo, de inversión y acompañamiento”.