Inicio Agenda Supersociedades: estos son los problemas que afectan la...

Supersociedades: estos son los problemas que afectan la sostenibilidad de las empresas en Colombia

434
Compartir
Supersociedades da cuenta de los diferentes problemas en la sostenibilidad de las empresas en Colombia.

Las juntas directivas son una forma de gobierno corporativo que facilita la toma de decisiones para la solución o esquivo de problemas en las empresas, y un ejemplo claro de su importancia se ve cuando estas son de carácter familiar.

Según un informe de la Supersociedades, estas alcanzan a tener una penetración del 70% en el mercado empresarial de Colombia.

Un estudio de la Superintendencia de Sociedades de Colombia y la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial (IFC) evidenció que los problemas que afectan la sostenibilidad y el crecimiento de las empresas en Colombia son: malos manejos administrativos, falta de personal competente, mezcla de problemas familiares para administrar la empresa y falta de transparencia en el manejo de la información.

“Un gobierno corporativo es el conjunto de herramientas o procedimientos que permiten el manejo y dirección de la empresa con el fin de llevar a cabo sus objetivos institucionales y problemas, permitiéndoles ser sostenibles, competitivas y con mayor posibilidad de crecimiento”.

Esta definición fue dada por Diana Domínguez, Jefe de Gobierno Corporativo de la Cámara de Comercio de Medellín, luego de su intervención en la conferencia ‘La importancia de las juntas directivas en la toma de decisiones de las empresas’, evento que organizó la compañía líder mundial en servicios profesionales de atracción de talento, Experis, con el fin de asesorar a equipos gerenciales de diversas empresas asistentes.

Por lo tanto, una compañía, sea familiar o no, necesita de una junta directiva que se haga cargo de la responsabilidad decisiva que conduzca a la empresa por caminos de crecimiento, sostenibilidad y rentabilidad, y sea ajena a problemas personales que involucre a sus socios o propietarios.

Las juntas directivas, por lo tanto, serán las encargadas de tomar las decisiones estratégicas que deben ser ejecutadas por la gerencia para acabar con su problemas, es decir asuntos financieros, operativos, administrativos o de recursos humanos, porque ellas son los entes que:

  • Analizan, revisan y toman decisiones sobre la situación financiera y presupuestal de corto y mediano plazo.
  • Definen las estrategias de la compañía y las metas a conseguir.
  • Soportan las decisiones del gerente con la aprobación de la estructura organizacional, la remuneración y las políticas generales de la empresa.
  • Conocen lo operativo de la empresa, sin generar una situación de intromisión, con el fin de ayudar a tomar correctivos en busca de la obtención de resultados.
  • Definen la implementación de nuevos negocios, su gestión y seguimiento de resultados.

Es importante también entender que este órgano colegiado debe estar formalmente constituido y debe ser elegido por la Asamblea General de Accionistas, con el fin de optimizar la toma de decisiones que no están dadas a largo plazo y que no comprometen directamente la inversión de los propietarios de la organización y evitar problemas.

A su vez existe también una figura de junta asesora, la cual se encarga básicamente de lo mismo y hace uso de un grupo de asesores. Sin embargo las decisiones solo reposan en el representante legal de la compañía, porque su función sólo es asesorar.